domingo, 10 de diciembre de 2017

CON EL ESCRITOR LUIS XALIN



Con El Escritor Guatemalteco Luis Xalin residente en Houston, Texas compartiendo Poesía y Literatura Diciembre 10 de Diciembre 2017 le entregue mi obra Mis Sueños de Alas Rotas espero sea de su agrado muchas gracias por todo estimado Luis y seguimos en contacto compartiendo Literatura, Cultura y Poesía felicidades por todos tus logros.

Robert Allen Goodrich Valderrama
Poeta y escritor panameño.


REVISTA DE SUR A SUR


Muchas gracias a la Revista de Sur a Sur por publicar la Reseña Literaria de mi Libro: Hombres y Mujeres Sabios (La Sabiduría de los Ancianos) Finalista del Premio Literario Reinaldo Arenas Versión Poesía 2017 de Creatividad Internacional, Miami Florida Estados Unidos.

Muchas gracias para mí un honor haber quedado entre los 5 Finalistas Representando a Panamá

https://www.slideshare.net/DeSuraSurPoesia/de-sur-a-sur-revista-de-poesa-y-artes-literarias-ao-ii-n-003-enero-2018

sábado, 9 de diciembre de 2017

PARTICIPACIÓN ENCUENTRO LITERARIO ELILUC 2017


Para mí siempre un Honor participar en los Encuentros Literarios Virtuales y Presenciales de ELILUC en Miami Florida un año más que represento a Panamá y que participo con una de mis obras

Muchas gracias a Mery Larrinua por la oportunidad brindada

https://luzdelcorazon-mlarrinua.blogspot.com/2017/12/robert-allen-goodrich-valderrama-panama.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+blogspot%2FJePhl+%28Luz+del+Coraz%C3%B3n%29

jueves, 7 de diciembre de 2017

LÍNEAS A MI MADRE (MI MÁS RECIENTE POEMA PARA CELEBRAR DÍA DE LAS MADRES EN PANAMÁ)

8 de Diciembre Día en que celebramos a las Madres en Panamá para mi madre este poema escrito a la distancia.

LÍNEAS A MI MADRE

Soy producto de ese amor
que alguna vez existió.

Ella una panameña
el un soldado gringo
ambos compartiendo su amor
bajo las leyes de los hombres
como debía de ser.

Sin embargo el soldado un buen día
con otra partió
dejando tras de sí
a un niño pequeño que a su padre jamás conoció.

Ella una valerosa mujer
trabajó con ahínco y esfuerzo
junto a su madre
a sus hermanas y hermanos
a ese pequeño crió.

Hoy ella esta junto a su hijo
compartiendo su amor
aunque muchos entender no puedan
como es que ese quién ya es un hombre
junto a ella siga caminando
por los senderos de la vida.

Es importante entender
que como hijo se siente orgulloso
de todo lo que ella ha logrado
y que ahora los años le han caído
junto a ellos los males que la acechan
por lo que aquel hombre considera necesario
cuidar de su madre como debe de ser.

Dos madres tuve Yo
mi abuela Tita que esta en el cielo
y mi madre Marta que junto a mi esta
dos mujeres valerosas
dos mujeres valientes
dos mujeres orgullosas
que me han enseñaron a su manera
lo bueno, lo malo y lo feo de la vida.

Es por eso que este hombre
todavía con ella su tiempo comparte
hasta que llegué el momento de partir.

Porqué la madre es lo más valioso
que existe para los hijos
aunque muchas no sean buenas madres
y muchos hijos tampoco sean buenos hijos
Yo aunque sé que no debo
seguiré en lo que pueda
aquí acompañándola.

No es una locura de amor
ni un amor enfermizo
no es mamitis
es querer brindarle a ese ser
un amor sincero
en estos tiempos donde la vida
ya factura con los años le esta pasando.

Por eso a esa mujer
a mi madre
estas líneas os dejo
escritas con el alma
y con el corazón
desde estas tierras lejanas donde hoy nos encontramos
entre el frío y la lluvia
lejos del nido donde ambos nacimos.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Diciembre 2017

PREMIO REINALDO ARENAS 2017 VERSIÓN POESÍA

Bueno Hombres y Mujeres sabios (la sabiduría de los ancianos) no pudo ganar el Premio Reinaldo Arenas versión Poesía 2017 pero me queda el gusto de que el mismo quedará entre los 5 finalistas considero que representé dignamente a la poesía panameña para otra ocasión será todavía me queda algunos concursos donde estoy participando así que todavía hay posibilidad de terminar el 2017 o comenzar el 2018 con algún otro premio 😁👀 Gracias a los que siempre me apoyan y me han apoyado.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

UNOS POEMAS PARA RECORDAR A REINALDO ARENAS (16 DE JULIO 1943-7 DE DICIEMBRE 1990)


Tomando en cuenta que mañana se dará el Veredicto del Premio Reinaldo Arenas donde estoy participando coincidiendo el mismo con un año más que recordamos a este gran poeta y escritor cubano quién falleció un 7 de Diciembre de 1990 comparto unos poemas del mismo.

Voluntad de vivir manifestándose

Ahora me comen.
Ahora siento cómo suben y me tiran de las uñas.
Oigo su roer llegarme hasta los testículos.
Tierra, me echan tierra.
Bailan, bailan sobre este montón de tierra
Y piedra
Que me cubre.
Me aplastan y vituperan
Repitiendo no dé qué aberrante resolución que me atañe.
Me han sepultado.
Han danzado sobre mí.
Han apisonado bien el suelo.
Se han ido, se han ido dejándome bien muerto y enterrado.
Este es mi momento.

No es el muerto quien provoca el estupor

No es el muerto quien provoca el estupor
es la sorpresa de ver como olvidamos
su propia muerte, nuestro gran dolor.
Queda el muerto, nosotros nos marchamos.
No es el muerto, no, quien se retira.
Somos nosotros que vamos discutiendo,
sobre el cadáver que mudo nos mira,
la posibilidad de seguir sobreviviendo.                                                                                                                                         Cuando en la memoria al muerto divisamos
(juegos del tiempo, macabro escanciador)
no es pues al muerto a quien estamos viendo:                                                                                                                           Somos nosotros que tétricos quedamos
al ver como miramos sin horror
al que en el gran horror se va pudriendo.

(La Habana, 1970)

Introducción del símbolo de la fe

Sé que más allá de la muerte
está la muerte,
sé que más acá de la vida
está la estafa.
Sé que no existe el consuelo
que no existe
la anhelada tierra de mis sueños
ni la desgarrada visión de nuestros héroes.
Pero
te seguimos buscando, patria,
en las traiciones del recién llegado
y en las mentiras del primer cronista.
Sé que no existe el refugio del abrazo
y que Dios es un estruendo de hojalata.
Pero
te seguimos buscando, patria,
en las amenazas del nuevo impostor
y en las palmas que revientan buldoceadas.
Sé que no existe la visión
del que siempre parece entre las llamas
que no existe la tierra presentida.
Pero
te seguimos buscando, tierra,
en el roer incesante de las aguas,
en el reventar de mangos y mameyes,
en el tecleteo de las estaciones
y en la confusión de todos los gritos.
Sé que no existe la zona del descanso
que faltan alimentos para el sueño,
que no hay puertas en medio del espanto
Pero
te seguimos, buscando, puerta,
en las costas usurpadas de metralla,
en la caligrafía de los delincuentes,
en el insustancial delirio de una conga.

que hay un enorme torrente de ofensas aun guardadas
y arsenales de armas estratégicas,
que hay palabras malditas, que hay presiones
y que en ningún sitio está el árbol que no existe.
Pero
te seguimos buscando, árbol,
en las madrugadas de cola para el pan
y en las noches de colas para el sueño.
Te seguimos buscando, sueño,
en las contradicciones de la historia
en los silbidos de las perseguidoras
y en las paredes atestadas de blasfemias.

que no hallaremos tiempo
que no hay tiempo ya para gritar,
que nos falta la memoria,
que olvidamos el poema, que, aturdidos,
acudimos a la última llamada
(El agua, la cola del cigarro).
Pero
te seguimos buscando, tiempo,
en nuestro obligatorio concurrir a mítines,
funerales y triunfos oficiales,
y en las interminables jornadas en el campo.
Te seguimos buscando, palabra,
por sobre las charlas de las cacatúas
y el que vendió su voz por un paseo,
por sobre el cobarde que reconoce el llanto
pero tiene familias… y horas de recreo.
Te seguimos trabajando, poema,
por sobre la histeria de las multitudes
y tras la consigna de los altavoces,
más allá del ficticio esplendor y las promesas.
Que es ridículo invocar la dicha
que no existe ‘la tierra tan deseada’
que no hallaran calma nuestras furias.
Todo eso lo sé.
Pero te seguimos buscando, dicha,
en la memoria de un gran latigazo
y tras el escozor de la última patada.
Te seguimos buscando, tierra,
en el fatigado ademan de nuestros padres
y en el obligatorio trotar de nuestras piernas.
Te seguimos buscando, calma,
en el infinito gravitar de nuestras furias
en el sitio donde confluyen nuestros huesos
en los mosquitos que comparten nuestros cuerpos
en el acoso por sueños y aceras
en el aullido del mar
en el sabor que perdieron los helados
en el olor del galán de noche
en la idea convertida en interjecciones ahogadas
en las noches de abstinencia
en la lujuria elemental
en el hambre de ayer que hoy hambrientos condenamos
en la pasada humillación que hoy humillados denunciamos.
En la censura de ayer que hoy amordazados señalamos
en el día que estalla
en los épicos suicidios
en el timo colectivo
en el chantaje internacional
en el pueril aplauso de las multitudes
en el reventar de cuerpos contra el muro
en las mañanas ametralladas
en la perenne infamia
en el impublicable ademan de los adolescentes
en nuestra voracidad impostergable
en el insolente estruendo de la primavera
en la ausencia de dios
en la soledad perpetua
y en el desesperado rodar hacia la muerte
Te seguimos buscando
te seguimos
te seguimos.

Central ‘Manuel Sanguily’, Consolación del Norte, Pinar del Rio.
Mayo de 1970.

Fuente Digopalabratxt

viernes, 1 de diciembre de 2017

1 DE DICIEMBRE DÍA DEL MAESTRO EN PANAMÁ POR EL NATACIO DE DON MANUEL JOSÉ HURTADO

Don Manuel José Hurtado (Panamá, 1.° de diciembre de 1821 - 8 de agosto de 1887) fue un ingeniero y educador colombiano. Estudió Humanidades en Inglaterra y en París culminó su carrera en Ingeniería Civil. Se dedicó al comercio y a la práctica de su profesión, representó al Departamento del Istmo ante el Gobierno de la Nueva Granada en varias ocasiones.
Mecenas de escuelas y colegios, fue profesor de Ciencias Naturales y Exactas. Sus acertadas innovaciones para modernizar la educación indujo al gobierno a nombrarlo Director General de Instrucción Pública. Fundó escuelas, colegios, la Escuela Normal de varones y otras para mujeres de donde salieron las primeras maestras y maestros panameños.
Por su generosidad y empeño en pro de la educación popular se le ha llamado el Padre de la Instrucción Pública en el Istmo y se declaró el 1 de diciembre, fecha de su nacimiento, Día del maestro en la República de Panamá; en esta fecha se entrega la Orden Manuel José Hurtado, máximo galardón al que pueden aspirar los educadores panameños.